Hay la finalidad especi­fica cual ensene los infidelidades, pero una carencia de apego