SOLTEROS CONFINADOS desatan sus pasiones en “citas virtuales”